Economía
Divisas: dólar. EP

Uno de los cinco principales eventos que afectan al dolar australiano es el dato de balanza comercial, que está programado para ser publicado el miércoles a las 19:30 hora de Nueva York (o jueves a las 01:30 hora de Madrid). La economía australiana depende enormemente de las exportaciones, con el comercio exterior representando un poquito menos del 40% del PIB. No es de sorprenderse que este dato tendrá un impacto sobre la divisa.

Lo que ha estado pasando

Para ilustrar el tipo de efecto estos datos pueden tener sobre la economía, aquí hay un ejemplo del gráfico de 5 minutos para el AUD/USD correspondiente a la publicación del mes pasado, mostrando un aumento de unos 30 pips al momento de la publicación. Esto es producto de el balance comercial sorprendió anotando un superávit de AUD 3.200 millones, bien por encima de las expectativas de AUD 1.700 millones:

 AUD/USD

Australia ha podido mantener superávit comercial desde enero del presente año, con un incremento progresivo por encima de las expectativas desde abril. Esta alza a sido apoyado por un aumento de las exportaciones, apoyado por mayores precios en los commodities, en particular el del principal exportación de Australia: hierro.

Como referencia, el precio del hierro estuvo en 64 dólares por tonelada en junio, y llegó a una cima de 76 dólares a fines de octubre. Desde mediados de noviembre, sin embargo, ha caído notoriamente hasta los 66 dólares por tonelada recientemente, y eso es de esperar pesar sobre el balance.

Un reflejo de ello, el lunes se publicó el índice de commodities para noviembre, que cayó desde 123.7 a 122.1. No es tan sorprendente si consideramos que el mayor consumidor de bienes básicos es China, el principal socio comercial de Australia, y que tuvo un PMI manufacturero para el mes de noviembre de 50.0, lo que es meramente técnicamente positivo (y peor que el 50.2 de expectativas).

Otra señal preocupante es que los avisos de trabajo para noviembre cayeron un 0.3% en noviembre, manteniendo el total en el fondo del rengo para el año. Por ello, no se espera mayor impacto sobre gasto de consumidor, por lo menos suficiente para frenar las importaciones.

Expectativas

A pesar de los datos no tan positivos antes mencionados, las expectativas para el balanza comercial de noviembre siguen altas: el consenso es para un superávit de AUD3.20B, lo que sería el mayor superávit desde febrero del 2017, e incluso más alto que el mes anterior cuando las exportaciones brincaron un 1.0% y las importaciones sufrieron una caída del 1.0%.

Parte de este abundancia de confianza se puede atribuir a los abundantes datos bajo expectativas del tercer trimestre, que se publicaron a fines de noviembre. Si la economía interna no está desempeñándose tan bien, podría reducir demanda por las importaciones, y esto podría prevenir una caída en el balance comercial aún cuando haya una baja en el valor de las exportaciones.

En términos generales, un balance comercial mejor es visto como positivo para el AUD/USD, pero dado cuán alto es la expectativa ya, sería bastante difícil superar las expectativas. Datos por debajo del consenso son vistos como negativo para el AUD/USD, que ha ido recuperando desde su punto bajo a principios de octubre:

AUD/USD

De hecho, ese cambio por encima del canal descendente que mantenía el par desde febrero se debía en parte a la superación de las expectativas del balanza comercial dado a conocer el pasado noviembre.

Por ahora, el par se mantiene cerca del primer punto de Fibonacci, entonces hay un rango bastante amplio de movimiento. Por la parte baja, el próximo punto de apoyo se ve cerca de 0.722, y resistencia se concentra en 0.7460.

Calendario económico en tiempo real proporcionado por Investing.com España.